LA SEPARAZIONE FATALE
Restauración Anfiteatro Romano de Obulco. Porcuna
Más info

Año obra: 2022

Año proyecto: 2018

Estado: En obra

Localización: Calle Valenzuela s/n. Porcuna (Jaén)

Promotor: Ilustre Ayuntamiento de Porcuna

Arquitecto: Pablo M. Millán Millán

Colaboradores: Javier Serrano Terrones (Aparejador); Javier Bengoa Díaz (Estructuras); Alfonso Estepa Palacios (Materiales); Javier Chiachío (Topografía); Javier Callejas Sevilla (Fotógrafo); Rafael Antonio Saco Montilla (arqueología).

Construcción: Ilustre Ayuntamiento de Porcuna

El proyecto del Anfiteatro romano de Obulco en Porcuna consiste en la restauración, consolidación y puesta en valor del conjunto. Los restos encontrados se tratan de una sección de varias decenas de metros de la fachada sur del anfiteatro de la ciudad romana de Obulco, antigua Ibolca capital de los túrdulos, uno de los dos pueblos que habitan la ibérica Turdetania. Las estructuras de los muros, de impresionante sillería almohadillada con algunos bloques engatillados, configuran un lateral elíptico donde se alternan los pilares y vanos de la fachada. El aparejo ciclópeo en seco en las caras externas de los pilares que otorga una indiscutible monumentalidad, resaltada por el juego de relieves del almohadillado y el tono dorado de la piedra, la popular calcarenita de Porcuna extraída de las inmediatas canteras.

Los restos evidencian una mínima parte del conjunto que hoy subyace bajo las construcciones actuales. Hay zonas perdidas por expolios cometidos en los últimos cinco siglos, como ya señaló en su día el anticuario del siglo XVI Juan Fernández Franco.

Las magnitudes y geometría de los restos hallados, en proceso de estudio arquitectónico y urbanístico, hablan de un edificio que supera ampliamente el centenar de metros en el lado mayor de la elipse, situándose entre los de mayores dimensiones del Imperio. A falta de ir concretando los datos, se estima, su aforo superaría con mucho los 10.000 espectadores. Por el momento, la comparación de elementos y técnicas constructivas apuntan una fecha para su construcción en los años centrales del siglo I d.C., algo antes de la edificación del mayor de estos conjuntos, el Anfiteatro Flavio, o Coliseo de Roma, edificado a partir del año 70 d.C.